Gerardo Morales “cocina”
las listas del Radicalismo

Senador Gerardo Morales (UCR- Jujuy).

Senador Gerardo Morales (UCR- Jujuy).

El senador llegó ayer por la tarde a la provincia para encabezar la “mesa chica” que está decidiendo quienes serán los candidatos a diputados nacionales y provinciales y concejales. Todo se maneja en un total hermetismo.

Aunque el Radicalismo ha convocado a elecciones internas para postular a los candidatos que presentará el 28 de junio, las principales decisiones no estarán en las urnas sino en una “mesa chica” que encabeza el senador y jefe del Radicalismo nacional, Gerardo Morales.

Una fuente bien informada reveló a El Libertario.com que estas conversaciones se llevan a cabo bajo un absoluto hermetismo y no son pocos los dirigentes con aspiraciones a estar en las listas que no tienen, por estas horas, la menor idea de si están entre los elegidos o serán “ninguneados”.

La “mesa chica” está conformada también por Alejandro Nieva, actual miembro de la Auditoría de la Nación; el diputado nacional Miguel Angel Giubergia; el presidente del bloque de diputados de la UCR Alberto Bernis, el intendente Raúl Chuli Jorge y el diputado Jorge Rizzotti.

La tarea se realiza contra reloj pues la UCR tiene plazo hasta este miércoles a medianoche para presentar las listas con miras a las internas convocadas para el 3 de mayo por la Convención del partido.

Por otro lado, se supo que en varios lugares de la provincia, como el caso de Libertador, San Pedro y Palpalá, se llevan a cabo ingentes gestiones para lograr que las distintas líneas internas lleguen a listas de unidad para evitar el desgaste de la elección, pero la tropa de correligionarios se viene mostrando poco dispuesta a ceder terrenos entre adversarios.

También trascendió que el frente que llevará la UCR, estará integrado por el Movimiento Popular Jujeño, el Partido Intransigente y el ARI, agrupaciones que también pujan por poner a sus representantes en las listas, por lo que aún pasando por la “mesa chica” radical y luego por las internas, los candidatos ucerreístas tienen por delante todavía más tiempo para sufrir.