En medio de fricciones, hubo
acuerdo en el precio del tabaco

Once pesos con quince centavos es el nuevo precio del kilo de tabaco B1F.

Once pesos con quince centavos es el nuevo precio del kilo de tabaco B1F.

Luego de una durísima negociación, finalmente se acordó el precio del tabaco Virginia para la campaña 2008-2009. De esta manera el precio del tabaco para la clase B1F se acordó en once pesos con quince centavos, lo que representa un incremento del 32 por ciento en relación al precio del año pasado, que fue de ocho pesos con cincuenta centavos por kilo de tabaco de la misma clase.

La reunió llevada a cabo en la ciudad de Salta fue más ríspida aún que la llevada a cabo la semana pasada en Jujuy. Finalmente el acuerdo vio la luz en una mesa chica en la que estuvieron representados todos los sectores involucrados, incluidos los productores autoconvocados de la provincia de Salta.

En principio, las posiciones de los negociadores no mostraban ninguna variante respecto a las que habían sido sentadas en la semana anterior, lo que hacía temer que un nuevo naufragio estuviera en camino.

Finalmente, el número de negociadores se redujo y sólo participaron del cónclave que alcanzó el acuerdo el ministro de Producción de Jujuy, Hugo Tobchi, el ministro de Desarrollo Económico de Salta, Julio César Loutaif –ambos en carácter de mediadores oficiales en las discusiones-; los presidentes de las Cámaras de Tabaco de Jujuy y Salta; Pedro Pascuttini y Esteban Amat Lacroix; el titular de la Cooperativa de Tabacaleros de Jujuy, Albino del Frari; Alicia Astiz de Universal Leaf Tabacos; el presidente de Alliance One Tobacco Argentina, Stefhen Connon; Néstor Bortolotto por la empresa Massalin Particulares, representantes de la Asociación Tabacaleros de Salta, autoconvocados y otras instituciones de la vecina provincia.

También pudo saberse que además del precio, se acordaron algunos otros puntos referidos a la futura relación entre compradores y vendedores, sin que se dieran mayores detalles al respecto.

Las relaciones entre las partes quedaron resentidas con el fragor de la disputa, ya que los finqueros se negaban a que se ponga en un mismo paquete de la negociación al precio del tabaco en el acopio y al aumento conseguido a través de la actualización del Fondo Especial del Tabaco.

No faltaron tampoco las cuestiones que podrían denominarse “subjetivas”, que tienen que ver con la calidad del tabaco, que este año presentó volúmenes de primera clase muy elevados en la provincia de Jujuy, lo cual implicó que estuvieran en juegos montos mayores, respecto de campañas anteriores.

Habrá que esperar unos meses para conocer cuáles serán los pasos que se darán desde ambos sectores para atemperar posiciones o profundizar las diferencias. Las relaciones entre los productores tabacaleros y los compradores no termina con el acuerdo sobre el precio, sino que por las características de las transacciones, obligará a que vuelvan a verse las caras en la cosecha siguiente, a no ser que se logre la sanción de un mecanismo automático para fijar el valor de las cosechas, que propicia en un proyecto de ley el senador Guillermo Jenefes (Frente para la Victoria, Jujuy).