La dirigencia tabacalera
de Jujuy se diferenció
de sus pares salteños

Ingeniero Albino Del Frari

Ingeniero Albino Del Frari

Jujuy – La dirigencia de las entidades tabacaleras de Jujuy se diferenciaron hoy de sus pares de Salta al dejar sentado que no van a adoptar ninguna medida de fuerza ni van a recurrir a la justicia para lograr la fijación del precio del tabaco Virginia para la campaña 2008-2009. En una conferencia de prensa ofrecida ayer, explicaron los motivos y los puntos que no comparten con los salteños.

El presidente de la Cooperativa, ingeniero Albino Del Frari, consideró que las negociaciones “no fracasaron” y al respecto argumentó que contrariamente a las tres reuniones anteriores para determinar un precio “tanto compradores como las instituciones que representan al sector tabacalero no lograron ningún movimiento en los valores, en la de ayer (martes), si hubo movimiento”.

Del Frari señaló que “fueron subiendo las ofertas que en definitiva no satisfizo en cuantía en lo que se pensaba” y remarcó que “hobo movimiento, hubo avances”.

Según el dirigente “hubo ofertas que se tiraron allí, que no fueron todavía evaluadas por todos, pero se subieron más de diez puntos porcentuales, superaron el treinta por ciento pero no todos avalaron el tema en la reunión. Cada uno necesitaba hacer sus consultas internas”.

Consultado acerca de si en Jujuy esta oferta sería aceptada, Del Frari dijo que “no, en principio nosotros estábamos pensando en logra valores por encima de ese porcentaje”.

Explicó luego que “la situación de los dealers aquí es que ya se terminan los tiempos, por lo cual tienen que vender cada uno su tabaco, que es lo que nos está pasando a nosotros”.

En relación con la actitud asumida por la dirigencia tabacalera salteña que adoptó medidas de acción directa contra los compradores, clausurando las entradas de los acopios, Del Frari se preguntó “en una reunión que estamos manteniendo, donde están dispuestos a sentarse, la contraparte, a seguir hablando, nosotros tenemos que hacer una medida de fuerza”.

“Ahora, si alguien no quiere sentarse con nosotros y hacer una medida de fuerza para obligarlo a sentarse, es otra cosa completamente distinta”, remarcó.

Otro de los puntos en que el dirigente se diferenció de la dirigencia de la vecina provincia fue en la judicialización del diferendo “hay algunas cosas que no comparto”, aseguró y justificó su postura al explicar que “hacer una acción judicial en contra de los compradores…, yo no se si los compradores se van a quedar en la Argentina o se van a ir a comprar a otro lado”.

“Si alguien golpea la puerta de mi casa para comprarme algo y yo lo recibo con un garrotazo en la cabeza, difícilmente vuelva a comprarme algo -ejemplificó-, seguramente va a buscar un país más estable, más tranquilo. No nos olvidemos que los extranjeros, cuando ven un piquete en el camino se asustan. Nosotros ya estamos acostumbrados, no nos pasa nada”.

Por su parte, el vicepresidente de la Cooperativa de Tabacaleros de Jujuy, Ramón Cayón, señaló que “tenemos que enfocarnos a que la producción sea sustentable para la provincia de Jujuy, en primer lugar y todo lo que podamos colaborar para el resto de la gente, que sea así”.

Consultado sobre la situación por la que atraviesan los asociados de la Cooperativa, el dirigente remarcó que “tienen una gran incertidumbre porque todavía no se cerró el precio, no se está exportando el tabaco, no estamos vendiendo el tabaco, al no tener un precio. Esto va a atrasar el ingreso de divisas a la institución, de ahí que viene nuestra preocupación porque nosotros hemos tomado créditos para comprar el tabaco y hoy algunos vencimientos van a llegar”.

Consultado sobre al iniciativa del senador Guillermo Jenefes tendiente a legislar un mecanismo permanente de fijación de precios, Cayón consideró que “necesitamos dar un mensaje más claro respecto de lo que ocurra en las campañas que vienen. Creo que es fundamental encontrar un mecanismo para que en la discusión de precios tengamos ciertas variable y parámetros entre los cuales nos tengamos que mover”.

“Es una muy buena iniciativa y por otro lado -recalcó- creo que esa iniciativa también va a permitir que el comprador también tenga las pautas claras cuando venga a Argentina, porque estas discusiones en donde ya se está perdiendo el buen trato que supimos tener con nuestros clientes no es bueno. No es bueno ni para el productor ni para el comprador tener esta rispidez, ni llegar a esta etapa sin una definición más clara”.