Cibernauta enfurecido
terminó en la comisaría

Un joven de 20 años fue detenido tras protagonizar incidentes en un ciber de la calle Dorrego. Le pidieron que se retirara y reaccionó intentando arrojar un monitor y luego apedreó el local.

El agresor fue alojado en la Seccional cuarta el sábado por la noche, luego de ocasionar daños en un ciber de la calle Dorrego, donde momentos antes se hallaba junto a otro hombre. El incidente se produjo cuando le solicitaron que se retirara del local y, ofuscado, respondió intentando arrojar el monitor de una máquina. No conforme con ello, a los pocos minutos regresó y arrojó piedras provocando la rotura del vidrio de la ventana del local.

En el caso intervinieron agentes del Destacamento Policial de la Terminal de Ómnibus, quienes fueron alertados a través de un llamado telefónico, por lo que inmediatamente se dirigieron al lugar indicado, logrando así atrapar al agresivo cibernauta y trasladarlo a la Seccional 4ª del barrio Cuyaya.

El caso fue denunciado por el damnificado, quien relató que alrededor de las 00:15 se encontraba junto a un amigo -quien le hacía compañía en su trabajo- y dos jóvenes se hallaban en el interior.

Debido a la hora del cierre del local, como también el tiempo de utilizar la máquina, les solicitó que a los dos clientes que se retiraran del lugar para proceder a cerrarlo. En esas circunstancias, uno de ellos –molesto- quiso arrojar un monitor al piso pero con la  ayuda del amigo del denunciante le fue impedido.

No conforme con ello, a los pocos minutos el inculpado se presento nuevamente y arrojó una piedra produciendo la rotura de la venta, dándose a la fuga.

Ante ello solicitaron la colaboración de la policía, quienes tras hacerse presente lograron individualizar y atrapar al individuo a pocos metros del lugar.

Por esta causa quedo detenido en la sede policial a disposición del magistrado interviniente, por la causa caratulada como “Daños”, estableciendo que se trataba de un joven de 20 años domiciliado en el barrio Belgrano de esta capital.