“Un gladiador de la libertad”

Raúl Alfonsín ingresa al Aeropuerto de Jujuy, en 1994, acompañado por los dirigentes Alejandro Nieva y Humberto Salúm. LLegaba a la provincia en el marco de la campaña por las elecciones de convencionales constituyentes para la reforma de la Constitución nacional, que se produjo ese año.

Raúl Alfonsín ingresa al Aeropuerto de Jujuy, en 1994, acompañado por los dirigentes Alejandro Nieva y Humberto Salúm. LLegaba a la provincia en el marco de la campaña por las elecciones de convencionales constituyentes para la reforma de la Constitución nacional, que se produjo ese año.

Así definió a Raúl Alfonsín el dirigente del Radicalismo jujeño Alejandro Nieva, quien también sostuvo que el ex presidente “nos dejó un legado a las nuevas generaciones, y particularmente a la clase política, al que debemos rendir homenaje para siempre”.

En declaraciones a El Libertario.com, el diputado nacional (mc) y actual miembro de la Auditoría General de la Nación, Alejandro Nieva, definió a Raúl Alfonsín como un “gladiador de la libertad” y subrayó que “sus valores democráticos nos marcaron profundamente”.

“Toda una generación, entre la que me cuento, estamos absolutamente marcados por sus ideas y por su prédica”, señaló.

Además destacó que “la relevancia de Raúl Alfonsín está vinculada a eso y más allá de sus aciertos y errores, será recordado como un bastión del sistema democrático y la búsqueda de la equidad y la justicia”.

“Nos deja un legado a las nuevas generaciones, y en particular a la clase política, al que deberemos rendir homenaje para siempre”, concluyó Nieva, quien se encuentra en la ciudad de Buenos Aires para dar el último adiós al ex presidente y lider del Radicalismo.