Le roban cuadro y descubre en
la web que lo subastó un banco

Córdoba – Una mujer cordobesa, a la que le habían robado tiempo atrás una decena de pinturas descubrió a través de internet que una de ellas fue subastada por el Banco de la Ciudad de Buenos Aires por lo que hizo la denuncia policial para recuperar la pieza.

María José Gregorio, víctima del robo dijo hoy en conferencia de prensa que tras la sustracción ocurrida en mayo pasado en la casa de su madre de la ciudad cordobesa de Unquillo, decidió por cuenta propia seguir el rastro de los cuadros robados.

Explicó que “pacientemente, cada diez días” se instalaba frente a la computadora y en los habituales buscadores de Internet “ponía José Malanca, subastas”.

La búsqueda dio sus frutos, cuando el 1 de octubre ubicó que la obra ‘Calles de pueblo’, había sido subastado por el banco Ciudad de Buenos Aires, por lo que avisó a Delitos Culturales de Investigaciones de la Policía de Córdoba.

Los policías locales se contactaron con Interpol y la investigación se aceleró.

El 12 de diciembre los detectives localizaron ese cuadro y otro más en dos galerías de arte la ciudad de Buenos Aires, una en calle Figueroa Alcorta al 3500 y otra en Rodríguez Peña al 2400.

Las obras habían sido adquiridas en la subasta del Banco de la Ciudad, en cinco y siete mil dólares, respectivamente y ahora la policía investiga de qué manera la entidad lo adquirió.

Los cuadros, fueron secuestrados por orden judicial del fiscal Pablo Molina, por intermedio de un juzgado porteño, desde donde no se brindó mayor información, debido al ‘secreto del sumario’, según reveló Gregorio.

El robo de los 10 cuadros, se produjo el jueves 22 de mayo en la vivienda de avenida San Martín 1.689 de Unquillo donde entraron dos delincuentes armados que redujeron y maniataron a la dueña de casa, Margarita Contreras, de 70 años.

La mujer vive sola y fue sorprendida por los delincuentes que se llevaron cuatro cuadros del artista cordobés José Malanca, uno de Francisco Vidal y otro de Antonio Pedone, cuya existencia conocían, ya que ni bien entraron al lugar reclamaron expresamente esas obras, dijo una fuente policial.

Entre los cuadros robados se encontraba la obra “El Peral” que data del año 1946, una pintura de óleo sobre tela, en un cuadro de 1,08 metro por 0,90.

Los ladrones escaparon con los cuadros y se fugaron en un vehículo de apoyo que se encontraba en los alrededores, mientras que la dueña de casa quedó maniatada y cuando pudo liberarse llamó a su hija, quien se comunicó con la Policía, recuerda el parte de
prensa sobre el asalto.

“Verla a mi mamá así, atada, pobrecita, luego de sufrir una cosa tan horrible, me dejó muy mal y con mucha bronca. Como veía que en la investigación no se avanzaba, decidí comenzar a buscarlos yo misma”, recordó hoy María José Gregorio.
(Télam).