Denuncian falta de atención y represión a chicos de la calle

Buenos Aires – La acción de patotas, represión y falta de atención sanitaria para chicos que viven en las calles de la ciudad de Buenos Aires por parte del gobierno porteño, serán denunciadas mañana por la Médicos del Mundo-Argentina, en un informe sobre esta problemática, anunció hoy esa organización humanitaria.

El reporte “Salud en la Calle” fue elaborado por esa entidad tras un año de trabajo con las personas, chicos y adultos, en situación de calle de la ciudad de Buenos Aires y será dado a conocer a las 12, en conferencia de prensa en la Plaza 1 de mayo, en Hipólito Yrigoyen al 2200.

La organización adelantó que las principales conclusiones del informe radican “en la falta de acceso a la salud de la gente sin techo, la reducción de programas sociales del Estado porteño para responder a dicho problema social, pero principalmente a las acciones de persecución, represión y maltrato”.

Médicos del Mundo-Argentina identificó en estas acciones de persecución a “funcionarios del Ministerio de Espacio Público de la Unidad de Control del Espacio Público (UCEP) del gobierno porteño con acciones llevadas a cabo en distintas plazas, paradores”, señala un comunicado.

La organización sostuvo que realizó este año 879 consultas directas y 362 casos de seguimiento y que las principales conclusiones son que “el 33% de las personas no tienen documento (DNI), lo cual les dificulta ser atendido en hospitales, centros de Salud”.

También destacó que “sólo el 11% proviene de la provincia de Buenos Aires. En su mayoría la composición tiende a ser 20% del extranjero, un 33% del resto del país y un 25% de la Capital”.

“El 35% de los profesionales de la salud entrevistado definen a la población de situación de calle como un sector ‘incómodo’ de demanda, mientras que el 56% de las personas en calle se sienten discriminadas por los servicios públicos de salud porteños”.

Entre otras conclusiones asegura que “los programas sociales vigentes como el BAP, el Consejo de Niñez, el CAINA-CAF y otros organismos oficiales dedicados a la problemática sufrieron recortes presupuestarios y no dan respuestas acordes a la dimensión de más de 10.000 personas en situación de calle”.
(Télam).