Lembo no pone la otra mejilla

Ministro Miguel Lembo.

Ministro Miguel Lembo.

Aunque a la mañana dio una conferencia de prensa durante la cual le restó importancia al incidente de ayer con una manifestante que le pegó dos cachetadas, por la tarde el ministro de Hacienda mandó a decir que estaba ofendido y no fue a la reunión con los gremios estatales.

Durante una conferencia de prensa en la que pudo verse que las dos cachetadas que ayer le propinó una manifestante a la salida de la Dirección de Trabajo no dejaron huellas en su rostro, el ministro de Hacienda Miguel Lembo dijo que no quería darle mayor trascendencia al tema, pero luego se cobró la ofensa y no fue por la tarde a la reunión con el Frente Estatal para continuar conversando sobre la recomposición salarial.

El asunto de las cachetadas que estallaron en la cara del ministro se convirtió en uno de los puntos centrales de las conversaciones entre los sindicalistas estatales y el vicegobernador Pedro Segura, quien fue al encuentro acompañado por el Fiscal de Estado, Jorge Casas.

Según informó a este diario uno de los gremialistas, Lembo mandó a decir que “no se sentía bien a raíz de que fue agredido” y que por ese motivo no estaría presente. La respuesta del Frente Estatal fue la desaprobación del acto de violencia contra el ministro y la aclaración de que el episodio ocurrió debido a una falla del dispositivo de seguridad montado por la Policía.

También se señaló que los sindicalistas venían por detrás del funcionario, por lo cual no tuvieron forma de impedir la agresión.

Sin el ministro de Hacienda en la mesa, las negociaciones quedaron estancadas hasta el lunes próximo.

Por la mañana, Lembo había dicho en una conferencia de prensa: “yo no le quiero dar demasiada trascendencia al tema. Entiendo que ha sido fruto y producto del momento que se estaría viviendo”.

Pareció que todo terminaba ahí, pero sorpresivamente el ministro remarcó “reprocho, no acepto y no puedo permitir que ni conmigo, ni con ningún funcionario, que justamente lo que buscan es encontrar algún tipo de salida, se den este tipo de hechos, con lo cual en el día de la fecha, yo seguramente no estaré en la reunión, pero esto no implica que el gobierno provincial retroceda en la negociación, porque no tiene absolutamente nada que ver un tema con otro”.

Consideró finalmente que fue “un hecho aislado, porque la verdad hay que reconocer y resaltar que todos los referentes gremiales han tenido, tienen y espero que sigan teniendo la actitud y la vocación al diálogo, en condiciones totalmente distintas a lo que ocurrió ayer”.