La recesión ya se nota en
el mercado inmobiliario

Enrique Roca (h), empresario del sector inmobiliario.

Enrique Roca (h), empresario del sector inmobiliario.

El empresario inmobiliario Enrique Roca (h) sostuvo que el fenómeno se profundizó en los últimos sesenta días: se redujo la demanda y los precios tuvieron que bajar.

Según Roca, lo que se está viendo en el mercado inmobiliario es que “al haber recesión, no puede haber crecimiento; los comerciantes no tienen facturación para agrandarse”.

“Lo que pasa es que se ha perdido el excedente, fue superado por la inflación y no hay ahorro, lo cual obligó a achicarse”, señaló.

La economía –dijo- “está estancada y en consecuencia no se crece y en el caso particular del comercio, no se ponen nuevas sucursales”.

En el sector inmobiliario, el fenómeno comenzó a profundizarse en los últimos sesenta días: “hay más dificultades para alquilar los nuevos locales. Es fácil subir el precio pero cuando se ve que no se puede alquilar, bajan los precios. Nosotros ya empezamos a bajar los precios”, dijo.

La demanda es poca a raíz de la recesión: “no hay ampliaciones, los negocios no ponen sucursales, las economías no salen a aventurarse, nadie sale a hacer inversiones de este tipo en momentos como éste. La gente no se quiere arriesgar porque no hay dinero”, añadió.

Roca reveló que a pesar de este panorama, los alquileres de viviendas siguen mostrando una gran demanda, dada la gran necesidad de un lugar para vivir de muchísimas familias y la poca disponibilidad de inmuebles con ese destino.

Por otro lado y ante una consulta de El Libertario.com señaló que el mejor momento del negocio inmobiliario fue a fines del 2007, momento que puede verse ahora con nostalgia. “El excedente de dinero genera inversión y si no hay excedente, no hay inversión. Ahora, no hay crédito o son como las estrellas: todo el mundo las ve pero nadie las alcanza porque no se puede reunir la cantidad de requisitos que se piden”, ilustró Roca.