Intentan convencer a Defensa sobre
bondades del proyecto Abraham

Segura, Fellner y Abraham junto al director Rossi del Ministerio de Defensa.

Segura, Fellner y Abraham junto al director Rossi del Ministerio de Defensa.

Un grupo de altos funcionarios y legisladores de Jujuy estuvieron reunidos con un director de la cartera de Garré por la transferencia de predios del Ejército ubicados en Alto Padilla para la “expansión urbana” de San Salvador de Jujuy. Y dicen que la propuesta fue muy bien recibida.

Del encuentro realizado en el edificio “Centinela” de la ciudad de Buenos Aires, tomaron parte el vicegobernador Pedro Segura, la senadora nacional Liliana Fellner, el diputado provincial Marcelo Abraham, el coordinador de la Cámara de Diputados de la Nación, Luis de la Zerda, la titular de la Casa de Jujuy en Buenos Aires, Olga Beatriz Badra, y el asesor del diputado Abraham, el arquitecto Gustavo Barreto, quienes se reunieron con el director general de Inmuebles e Infraestructura del Ministerio de Defensa de la Nación, agrimensor Sergio Rossi, entre otras autoridades de esa cartera. Estaba prevista la presencia de la ministra de Defensa, Nilda Garré, quien no pudo asistir debido a un problema familiar de último momento.

Al interiorizarse del proyecto de expansión urbana por la zona de Alto Padilla, el agrimensor Rossi informó a los visitantes que se está realizando un “redespliegue militar para redeterminar la necesidad de tierras que tiene el Ejército”, señalando que ya se concretaron transferencias de terrenos de la institución castrense a otras provincias, como es el caso de Río Negro, y consideró que la propuesta jujeña “tiene importantes fundamentos que la respaldan”.

Esta opinión la hizo tras evaluar la iniciativa que contempla, luego que las tierras sean transferidas a la Provincia, el traslado de oficinas gubernamentales, del municipio y del Poder Judicial, entre otras, en un predio de aproximadamente 440 hectáreas que “está muy cerca del casco céntrico, y que es uno de los pocos lugares que tiene la ciudad para extenderse debido a la carencia de otras tierras”, dice la información oficial.

“Asimismo, la materialización del proyecto contribuiría a descongestionar el centro de la ciudad, que ya se encuentra colapsado por la cantidad de vehículos y personas que circulan, en especial en los horarios picos, como también de preservar su casco histórico, entre otras consideraciones que hicieron que la iniciativa se transformara en Ley y recibiera la adhesión de autoridades municipales y de diversos colegios profesionales”, agregó.

Además los funcionarios jujeños informaron a Rossi que “las tierras solicitadas actualmente no tienen ninguna utilidad, y que están sufriendo deforestación, degradación y erosión debido a las actividades de desmonte y de ladrilleras que están instaladas en el lugar”.

Los funcionarios jujeños trajeron copias de los convenios firmados entre el Ministerio de Defensa y otros gobiernos provinciales relacionados a la transferencia de tierras del Ejército, los cuales serán analizados con las autoridades del Ejecutivo a fin de estudiar las mejores alternativas para Jujuy.

El vicegobernador Segura expresó su satisfacción por la buena recepción que tuvo el proyecto, “por los beneficios que traería para la población si el mismo se materializa”, acotando que Rossi ya había tomado conocimiento por toda la documentación que había sido girada hace aproximadamente un mes.

Señaló que ahora se evaluarán los convenios firmados con otras provincias, a fin de que la Provincia realice una propuesta en base a ellos, y se firme un acuerdo similar que permita el traspaso de las tierras en el menor tiempo posible.

Consideró que “detrás de este proyecto debe ponerse toda la sociedad jujeña, por los beneficios que traerá aparejado”, señalando que ya se está trabajando en el Legislativo y el Ejecutivo jujeño para agilizar las decisiones que se deban tomar al respecto.

A su turno, el diputado Abraham manifestó que el proyecto tuvo muy buena acogida por parte de las autoridades nacionales ya que está plasmado en una Ley aprobada por la Legislatura provincial, además de toda la documentación obrante y los antecedentes que “justifican la necesidad” de la transferencia de las tierras de Alto Padilla, además que la iniciativa “es totalmente factible”.

Al igual que Segura, el legislador justicialista opinó que se debe trabajar en forma sostenida para la concreción del proyecto, que sin dudas “constituye uno de los más importantes de los últimos años en la provincia por su envergadura”.