Cristina anunció el fin de “la tablita de Machinea” y la medida beneficiará a casi 400.000 trabajadores

La Presidenta anunció que el lunes próximo presentará en el Congreso el proyecto para ponerle al esquema creado que grava las ganancias de los trabajadores en blanco. “No fue más que una medida regresiva y equivocada que castigó a los sectores que más apoyaron al entonces gobierno de la Alianza”, afirmó. Según dijeron fuentes oficiales a Télam, en 2009 los trabajadores asalariados contarán con un extra de cerca de $1.400 millones que se podrán volcar al consumo.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció este viernes que el lunes enviará al Parlamento un proyecto de ley que establece la eliminación total de la “tristemente célebre” tablita diseñada por José Luis Machinea, que grava las ganancias de los trabajadores en relación de dependencia.

“El lunes, antes de partir a Brasil, voy a enviar un proyecto de ley al Parlamento para impulsar la eliminación total de la tristemente célebre tablita de Machinea, que no fue más que una medida regresiva y equivocada que castigó a los sectores que más apoyaron al entonces gobierno de la Alianza”, dijo la Presidenta durante un acto en la residencia de Olivos.

Agregó que esta eliminación significará “un aumento para los trabajadores con determinado poder adquisitivo, que impulsará el consumo” y recordó que la tablita de Machinea “empezó a ser disminuida por el anterior gobierno” de Néstor Kirchner y, ahora será totalmente eliminada, durante su gestión.

El anuncio fue realizado durante la presentación del Plan de Renovación el Parque Automotor de Taxis, del que participaron empresarios y sindicalistas, y que apunta a “incentivar, aumentar y mejorar el capital de trabajo de una actividad más que importante”.

Del acto participaron los ministros de Planificación, Julio De Vido; de Producción, Débora Giorgi; el secretario de Industria, Fernando Fraguío; el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey; el titular de la CGT, Hugo Moyano; y el titular del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani.

También estaban presentes el presidente provisional del Senado, José Pampuro, y varios empresarios de la industria automotriz, como Cristian Ratazzi.

Antes del acto, la mandataria recibió una plaqueta por haber alcanzado el país el patentamiento del auto número 600 mil, lo cual -según remarcó la Presidenta- “constituye un verdadero récord en nuestra historia de la industria automotriz que ha sido un componente más que importante en el crecimiento que tuvimos en los últimos 5 años y medio de gobierno”.

En tanto, durante su discurso, la jefa de Estado precisó que el plan anunciado constará en créditos para 15 mil nuevos taxis en Argentina, “de los cuales 10 mil corresponderán a Capital y 5 mil al país profundo, como me gusta llamar al interior”.

Una de las modalidades para la adquisición de taxis será “al costo y va a requerir la integración previa del 20 por ciento del valor total del vehículo”.

Explicó asimismo que el precio del auto será “el de lista” y que se podrá adquirir “la totalidad de los modelos de autos de cada terminal”, a diferencia del plan para cero kilómetro anunciado hace unos días, por lo cual “los empresarios deberán competir presentando las mejores ofertas”.

En tanto, la segunda opción para financiar los 15 mil taxis previstos por las autoridades se realizará mediante un “anticipo del 50 por ciento del valor del auto y 24 cuotas fijas a valor nominal”. “Incluye seguros, prendas e intereses del 11 por ciento más el spred que pongan para el financiamiento del 11 que deberá ser licitado”, agregó la presidenta.

Asimismo, aseguró que las medidas que se están anunciando en los últimos días apuntan a “seguir sosteniendo fuertemente la actividad productiva y la generación de empleo, pero fundamentalmente la redistribución del ingreso de los argentinos”.

Por último, exhortó a los empresarios a “profundizar la alianza entre capital y trabajo”, para garantizar “crecimiento, bienestar y generación de riqueza” para todos.

“Los empresarios saben de la necesidad de tener una inteligencia diferente en los momentos que estamos viviendo en el mundo: el camino es profundizar la alianza entre capital y trabajo”, expresó Cristina.

Impulso al consumo

La eliminación de los porcentajes de disminución de las deducciones al impuesto a las ganancias instrumentado en enero de 2000 por el entonces ministro de Economía José Luis Machinea -de allí su nombre de ’tablita de Machinea’- permitirá volcar al consumo entre 1.300 y 1.400 millones de pesos el próximo año, según cálculos oficiales.

La decisión de eliminar el sistema que obliga a pagar más impuesto a las Ganancias a los trabajadores con sueldos superiores a 91.000 pesos fue anunciada hoy por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante un acto en la Quinta de Olivos.

“Vamos a enviar el lunes un proyecto de ley para impulsar la eliminación total de la tristemente célebre ’tablita de Machinea’”, dijo Cristina luego de presentar en sociedad una línea de créditos blandos para la renovación del parque de taxis.

“Lo importante es que esto significa efectivamente un aumento de los salarios en forma directa para aquellos trabajadores que tienen un determinado poder adquisitivo, al mismo tiempo es una medida de justa progresividad en materia impositiva, y además también absolutamente contra cíclica para impulsar precisamente el consumo”, agregó la Presidenta.

La eliminación, que comenzará a ser tratada por el Congreso el próximo miércoles, beneficiará especialmente a trabajadores con una ganancia anual neta de entre 91.001 pesos y 130.000 pesos.

El proyecto de ley, en el que trabajaron hoy el ministro de Economía, Carlos Fernández; el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa; y el titular de la AFIP, Claudio Moroni, impulsa la derogación del artículo 23.1 de la ley 20.628, que fija los porcentajes de disminución de las deducciones que van del 50 por ciento al 100 por ciento para las ganancias netas de entre 91.001 pesos y de 221.000 pesos en adelante.

La iniciativa beneficiará a un universo de 330.000 contribuyentes, de los cuales 250.000 son empleados en relación de dependencia y los 80.000 restantes autónomos.

Fuentes gubernamentales se encargaron de remarcar que -tras la aprobación del Congreso- la medida entrará a regir a partir de enero próximo y que el impacto en los haberes comenzará a ser percibido en los primeros días de febrero, con el consiguiente vuelco al consumo.

Un trabajo elaborado sobre el esquema vigente por la vicepresidenta del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, Flavio Melzi, ubica en torno a los 6.892 pesos anuales la carga de diferencia que debe abonar un trabajador con ingresos por 91.000,01 pesos respecto al que cobra actualmente 90.999 pesos.

Del informe elaborado por Melzi se desprende que mientras la ganancia neta no supere los 90.999.99 pesos, el trabajador tributa 4.544,77 pesos anuales, gracias a las deducciones plenas que puede aplicar por el mínimo no imponible, cónyuges, hijos y por deducción especial, entre otros.

Por su parte, quien ve incrementado su sueldo en apenas dos centavos y cobre 91.000,01 pesos, tributa una carga anual de 11.437,50 pesos, de donde surge la diferencia de 6.892,71 pesos entre ambos niveles de ganancia.

Si bien los especialistas no terminan de ponerse de acuerdo respecto a la cantidad de asalariados que cobran más de 7.000 pesos, fuentes gubernamentales recalcan que los beneficiados con la medida serán 330.000 los trabajadores.

Las mismas fuentes señalaron a Télam que las consultas en torno a posibles cambios en la ’tablita de Machinea’ comenzaron a cobrar forma hace dos meses.

A partir de esas consultas, la AFIP trabajó sobre dos escenarios posibles que contemplaban -en el primer caso- la rectificación de la curva de disminución del porcentaje sobre el importe total y -en el segundo- la eliminación definitiva del instrumento fiscal ideado por Machinea.

Las fuentes sostienen que los trabajos partieron con destino al Palacio de Hacienda apenas unos días después y que desde ese momento -hasta el anuncio formulado hoy por la Presidenta- no hubo novedades al respecto.

Los cambios en Ganancias hasta el momento se limitaron a elevar en dos oportunidades entre el 2007 y el corriente año, el mínimo no imponible para el pago del impuesto.

El último anuncio -formulado a fines de agosto pasado- elevó a 4.015 pesos mensuales el mínimo no imponible para los solteros con trabajo en relación de dependencia, mientras que para los casados con dos hijos trepó a 5.554 pesos, en forma retroactiva al 1 de enero pasado.

fuente: Telam