Tensión en La Esperanza: ya se acabó la plata

Ingenio La Esperanza.

Ingenio La Esperanza.

Sin posibilidad de obtener financiamiento a nivel privado y con las puertas cerradas del Gobierno provincial, la situación del ingenio podría ir hacia un callejón sin salida, con imprevisibles derivaciones.

Con la licitación en punto muerto luego de una decisión del Superior Tribunal de Justicia, a La Esperanza se le va la vida tratando de conseguir financiamiento para cumplir con las obligaciones salariales y afrontar la interzafra, hoy también frenada por la falta de recursos.

Fuentes confiables revelaron a El Libertario.com que los síndicos del ingenio gestionan fondos ante el Gobierno provincial, tratativas que hasta ahora no habrían dado resultado.

Por otro lado, la posibilidad de obtener un financiamiento en el sector privado también es vidriosa, dada la incertidumbre que reina en los mercados por la crisis económica global y un aditamento local que no es poca cosa: la inseguridad jurídica que rodea el proceso de licitación del Ingenio.

Que el dinero en La Esperanza alcanzaba hasta diciembre no es información reservada. La situación fue ventilada por diputados de la Comisión de Seguimiento de la Quiebra hace un mes en la Legislatura.

Fuentes sindicales consultadas por este diario confirmaron la creciente tensión que invade a los trabajadores y a sus familias frente a la falta de respuestas concretas de las autoridades, tanto legislativas como ejecutivas, que se habían comprometido a conseguir los recursos para que el ingenio pudiera seguir funcionando hasta tanto llegue la definición judicial, hoy frenada como consecuencia de una medida que propició el Gobierno provincial a través de su representante en el Comité de Acreedores.