El Senado pide la repatriación de
los restos del Marqués de Yavi

Casa del Marqués en Yavi.

Casa del Marqués en Yavi.

El Senado de la Nación dio sanción, por unanimidad, al proyecto de Gerardo Morales (UCR – Jujuy) para la repatriación de los restos mortales del Marqués de Yavi, mártir de la Guerra de la Independencia, que se encuentran en Kingston ( Jamaica) desde su deceso en 1820.

La iniciativa presentada en dos oportunidades, 2005 y 2007, por el senador jujeño, dispone la repatriación de los restos mortales de Juan José Feliciano Fernández Campero, Marqués de Yavi, Coronel Mayor Graduado del Ejército Patrio.

El Marqués debía militarmente responder al ejército realista por su linaje y su compromiso asumido con el reinado español, antes de los hechos de Mayo. Actuaba bajo las órdenes del General realista Pío  Tristán, que no solo era su jefe, sino el padrino de bautismo de su hijo menor y compañero de la infancia.

Sin embargo, Fernández Campero abandonó las filas del ejército realista junto con las fuerzas de caballería que comandaba, y sin dar combate, determinó el triunfo del General Manuel Belgrano en la batalla de Salta, el 20 de febrero de 1813, cuando el Ejército del Norte desplegó por primera vez en combate la bandera celeste y blanca de Belgrano.

Esta trascendente decisión en favor de los ideales patrios, significó hacer de su persona uno de los mayores objetivos de la represalia del ejército realista.

Bajo las órdenes de Guemes, obtuvo el triunfo en el combate del Puesto del Marqués, lo que significó al General, ser designado por un populoso Cabildo Abierto como Gobernador Intendente de Salta.

El Marqués murió en Jamaica, el 22 de octubre de 1820, cuando después del encarcelamiento, las fuerzas realistas dispusieron su traslado a España. “Temprana fue la tumba que guarda sus restos, generosas las tierras hermanas que aún lo hospedan”, fundamentó en la sesión del pasado miércoles10 de diciembre.

Tras advertir que Fernández Campero es “un noble patriota que aún está en el exilio”, dijo el senador que “tal vez necesitemos de una última leyenda: dicen que en tierras lejanas descansa su cuerpo, y en nuestra patria se halla su alma”.

“Nuestro país y su pueblo tienen que contener los restos de quienes la hicieron lo que hoy es, una Patria grande, creemos que los restos del Marqués deben volver a tierra argentina, y especialmente a la tierra de Yavi en el norte de Jujuy”, agregó Morales quién contó con el apoyo de la senadora salteña Sonia Escudero. Además el ex diputado radical Rodolfo Campero de Tucumán, autor de uno de los libros que reseñan la lucha del Marqués más interesantes y completos, fue fundamental en el elaboración del trabajo histórico de base para el propósito del legislador.

Instituciones, historiadores y personalidades de la cultura nacional también alentaron el proyecto. Las academias Nacional y Argentina de la Historia analizaron los fundamentos y expresaron su beneplácito por la iniciativa. El Instituto Güemesiano de Salta; el Centro de Residentes Salteños – Zona Oeste, de Rafael Castillo; Asociación Jujeña Paz y Solidaridad de Morón; el Instituto Belgraniano de Rosario; la Asociación Gaucha Jujeña, y los historiadores Antonio Cornejo y José Demetrio Cafrune, junto al director de Recursos Humanos de la Gendarmería Nacional Argentina, comandante general Pablo Pérez, enviaron su asentimiento al senador nacional.

5 Responses to El Senado pide la repatriación de
los restos del Marqués de Yavi

  1. ELÍAS VACAFLOR DORAKIS

    Estimados Señores, buenos días. Al pueblo tarijeño (Bolivia), en general y de los historiadores en particular, nos complace enormemente que el Poder Legislativo Nacional Argentino haya promulgado la ley que viabilice la repatriación de los restos de este gran Patriota como fue don Juan José Feliciano Fernández Fernández. Nuestro reconocimiento y ponderación al ciudadano argentino el Dr. Rodolfo Campero, uno de los gestores de esta gran iniciativa de carácter histórica que, además de cumplir una deuda con Campero, permitirá rendirle un homenaje póstumo. Felicidadades al pueblo argentino y a sus legisladores que respetan su historia y reivindican sus valores culturales e históricos. Atte

  2. Se hará justicia con la repatriación de los restos de quien
    renunciando a bienes, comodidades y poder, emprendió el sagrado
    destino en cumplimiento de la Nueva Nación ,
    que nacía para un futuro grande por su propia naturaleza y sus grandes hombres
    que entregaron al mundo el beneficio de su ciencia e inteligencia

  3. Reitero el comentario expresado más arriba.

  4. Con gran alegría leo esta información. Represento al Instituto Güemesiano de Salta en Buenos Aires y estuve desde el primer momento apoyando la propuesta del Dr Rodolfo Campero, gestionada por el Senador Gerardo Morales. Analicé y contribuí al proyecto, convocada por la Dra.Marina Koch. En cada Conferencia que tengo oportunidad de desarrollar en el país, comento sobre este personaje magnífico y ejemplar que fue Juan José Fernández Campero. Promuevo y apoyo el regreso a la Patria por la que luchó, fue martirizado y murió, sin poderla disfrutar. Ojalá que pronto pueda ir a rendirle el debido homenaje. María Cristina Fernández, Académica y Delegada del Instituto Güemesiano de Salta en Buenos Aires. Tel: 011 4306 9720

  5. Voy a opinar desde mi posición de originario Qolla, de la comunidad Indígena de Casira, a pesar de que nosotros pertenecemos al Pueblo Chicha, pero no dejamos de ser Qollas, me pregunto yo, si el senador Morales y quienes apoyen a esta ley, si no se habrán enterado que hay cuestiones más importantes y de mucha prioridad que repatriar un muerto?, saben cuánto va a costar traer un montón de huesos, de un terrateniente que se adueñó de tanta tierra como se lo quitaron a nuestros antepasados, solo por casarse con la hija de otro usurpador de tierras indígenas? cuándo en realidad, ni para las comunidades indígenas de Yavi ni de otro departamento tendrá valor alguno, no es que solo no tenga ninguna relevancia ni siquiera histórica, más será una ofensa a la memoria y espiritualidad milenaria de nuestros ancestros, y a nosotros que aun estamos viviendo las consecuencias de aquel despojo, mientras que los legisladores están preocupados por repatriar las osamentas de uno de los enemigos de nuestros pueblos, a los legisladores les pagamos nosotros por perder el tiempo con absurdos como este.