Terminaron consultas por la reforma del Código Procesal Penal

Alberto Matuk, secretario parlamentario de la Legislatura de Jujuy

Alberto Matuk, secretario parlamentario de la Legislatura de Jujuy

El proyecto podría tratarse en sesiones extraordinarias de la Cámara de Diputados, anunció el secretario parlamentario de la Legislatura, Alberto Matuk.

Matuk, quien integró la comisión que trabajó en el anteproyecto de reforma del Código Procesal Penal, confió que durante el 2008 todos los actores vinculados con la administración de justicia en el ámbito penal pudieron opinar y participar en un proyecto consensuado por el Colegio de Magistrados, el Poder Judicial en Pleno, los diputados de la provincia, el Colegio de Abogados.

“Si todo se perfila como hasta ahora y se producen los despachos pertinentes, es posible que en el transcurso de las extraordinarias de este mes de diciembre o talvez en febrero, este proyecto sea sancionado como ley”, explicó.

Matuk destacó que “hay un trabajo de muchos diputados que han participado en esas reuniones de estudio. Si bien la letra fue escrita por un grupo de cuatro personas y corregida por prácticamente la totalidad del foro penal del Poder Judicial de la provincia, el trabajo de los diputados, comulgando con el espíritu de este proyecto, está a la vista, que es centralmente el de adecuar la normativa procesal penal a los tratado de los derechos internacionales, a los derechos humanos y a la Constitución Nacional”.

Señaló además que “hoy tenemos en vigencia un código del año 78 que ha quedado absolutamente a contramano de todo esto que son los derechos fundamentales del hombre. Consecuentemente el espíritu central de este Código es ponernos a tono con la actualidad, con la realidad vigente en los ámbitos nacionales e internacionales en el ámbito de los derechos humanos”, aclaró.

Advirtió que “no se trata simplemente de que nos pongamos a tono; se trata de cumplir no sólo con lo que manda el plexo Constitucional Nacional, sino también con lo que la Corte Suprema le ordena a cada juez en cualquier lugar del país. Estamos adecuándonos fuertemente, siguiendo esta directriz que nace en la Corte Suprema con mucha fuerza y convicción y así llega a las bases para que esto se produzca”.

“Hay que crear organismo nuevos, como los jueces correccionales, mayor cantidad de agentes fiscales, jueces de ejecución de sentencia. Una serie de estructuras nuevas que va a llevar mínimamente un año, pero que fundamentalmente va a requerir la asistencia presupuestaria del Poder Ejecutivo para que pueda cumplimentarse”, explicó al referirse a las implicancias prácticas del nuevo código.

Sobre la cantidad de recursos humanos que demandaría su implementación, señaló que “se simplifica a partir de que toda la infraestructura, se trata de recursos humanos o recursos materiales con que cuentan hoy los jueces de instrucción, pasarían al manejo del agente fiscal, que es el que va a tener a su cargo la investigación penal preparatoria”.