Ushuaia plebiscita venta de tierras fiscales para fin social

Ushuaia – La Municipalidad de Ushuaia convocó para el miércoles y jueves de la próxima semana a una consulta popular para que los vecinos opinen a favor o en contra del proyecto para vender valiosas tierras fiscales para financiar infraestructura habitacional para sectores en crisis.

La novedosa iniciativa fue impulsada por el intendente Federico Sciurano y contó con el aliento del gobierno nacional, entidades sociales y el juzgado electoral provincial.

Fernando Quiroga, encargado de Prensa municipal, informó a Télam que se trata de seis terrenos céntricos de altísimo valor inmobiliario, ubicados en lugares estratégicos de la ciudad e ideales para emprendimientos turísticos.

Tres de ellos disponen de amplia superficie, de hasta 41.000 metros cuadrados, que los convierte en los más atractivos.

Con esta operación la Municipalidad espera recaudar alrededor de 30 millones de pesos, para destinar a cubrir las demandas habitacionales de al menos 2.500 familias, la mitad de los inscriptos que necesitan una vivienda en la ciudad.

Según evalúa el intendente, este dinero alcanzaría para concluir las obras de urbanización en marcha en los sectores denominados Valle de Andorra y Barrancas del Río Pipo.

El objeto de la consulta se denomina “Fondo de capital social para la demanda habitacional” y generó un intenso debate en la ciudad, además del entusiasmo de algunos sectores que apoyan la iniciativa de Sciurano.

La propuesta municipal logró un respaldo explícito de la secretaria de Asuntos Municipales del Ministerio de Interior de la Nación Kelly Olmos, al que adhirió el representante de la Comisión Nacional de Tierra y Hábitat Francisco Codan.

También la propuesta fue elogiada por el Juzgado Electoral provincial, que dispuso todo su apoyo logístico para concretar la consulta popular el 9 y 10 de diciembre próximos.

Otro de los apoyos recibidos por Sciurano fue el de la ONG ‘Participación Ciudadana’, que elogió la decisión del intendente de convocar a la consulta y también ofreció su colaboración en materia de difusión.

El constitucionalista Daniel Sabsay, a su vez, dijo que se trata de “una actitud absolutamente democrática” y opinó que “las formas de democracia semidirecta, como las consultas populares o los plebiscitos son expresiones de participación muy importantes”.

Evaluó que este tipo de instancias “deben concretarse, porque de lo contrario quedan apenas como derechos nominales” y destacó que el objeto de la consulta “no sea de interés del poder político sino de la gente”.

Por el contrario, la Fundación Finisterrae expresó su oposición a la consulta por considerar que tiene defectos constitucionales y pidió al Superior Tribunal de Justicia que la anule.

Entre otros argumentos, la entidad señaló que la convocatoria “podría tener vicios de inconstitucionalidad e iría en contra de la Carta Orgánica de Ushuaia”.

No obstante, el intendente Sciurano expresó su confianza en que la justicia no frenará la consulta y sostuvo que la misma “es irreversible, no tiene vuelta atrás”.

La consulta no es obligatoria. Hay más de 40 mil ciudadanos habilitados para sufragar, que podrán hacerlo entre las 9 y las 19 horas de ambas jornadas en el céntrico Polideportivo Municipal, donde habrá doce mesas, seis de ellas con urnas electrónicas.

Ushuaia sufre una crisis habitacional producto de la gran inmigración interna, la gran demanda y poca oferta de tierras y la escasez de recursos para urbanizar los terrenos disponibles.
(Télam).