Redefinen la figura del coordinador en viajes de egresados

San Carlos de Bariloche – El turismo estudiantil exhibió distintos momentos del rol del coordinador a lo largo de su desarrollo.

Se trata de la persona -comúnmente muy joven- que acompaña al grupo en el viaje de fin de curso, está atento a sus problemas y necesidades, y colabora en la marcha del programa.

Los grupos suelen contar, según su tamaño, con un coordinador y un “junior”, un ayudante aún más joven.

Es la figura de la organización más cercana a los estudiantes, lo que implica ventajas y desventajas.

Su rol fue muy cuestionado años atrás porque el coordinador, y a veces el junior, resultaban cómplices de los excesos de los estudiantes, o no están a la altura de la responsabilidad que exige el tema.

Con el tiempo el coordinador fue profesionalizándose, aunque desde el punto de vista contractual continuó siendo una figura difusa, la de alguien que trabaja intensamente pocos meses al año y luego queda sin empleo.

Incluso participan de las promociones y ventas en los colegios, de donde obtienen parte de sus ingresos.

“Cuando terminó la temporada mis coordinadores se declararon despedidos, y me harán un juicio que seguro voy a perder”, resumió en Bariloche uno de los operadores del sector.

El Ministerio de Trabajo colabora ahora en la búsqueda de una figura legal de conveniencia para el operador y los coordinadores, además de avanzar en la definición funcional y operativa de esta posición laboral.
(Télam).