Zozobra crucero en la Antártida y rescatan a los pasajeros

Crucero varado en la Antártida

Crucero varado en la Antártida

Ushuaia – Personal naval chileno coordinado por la Armada Argentina rescatará a los 89 pasajeros y 33 tripulantes del crucero “Ushuaia”, de bandera panameña, que quedó varado luego de impactar contra una roca en proximidades de la Antártida, informó la Armada Argentina.

El capitán Pedro Ojeda, encargado de Prensa del Area Naval Austral con asiento en Ushuaia, explicó a Télam que el barco sufrió una avería en su casco en el estrecho Gerlache, a 300 kilómetros de la base Marambio y a 1.300 kilómetros al sur de Ushuaia.

La colisión le provocó una filtración de agua en su interior y pérdida de aceite, lo que le imposibilitó continuar navegando y lo dejó varado frente a la bahía Guillermina.

Ojeda informó que en comunicaciones con el capitán del “Ushuaia” comprobaron que no hubo heridos entre los pasajeros y tripulantes, y que están todos fuera de peligro.

“Ahora está estable pese a la varadura y no corre ningún riesgo. Primero se realizará el rescate de los pasajeros y luego la evaluación del problema del barco, que harán buzos especializados, y su arreglo posterior”, afirmó Ojeda.

El rescate será ejecutado por los barcos chilenos “Lautaro” y “Aquiles”, que integran la Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC) con la Armada Argentina.

La mecánica de la PANC hizo que el rescate operativo recayera en los buques chilenos de guardia, en tanto que la operación será coordinada desde Ushuaia por el Area Naval Austral.

Como estos barcos demorarán diez horas en llegar al lugar, ya se acercó al barco accidentado el crucero “Atlantic Dream”, que prestó la primera asistencia.

El capitán Ojeda indicó que están evaluando si los pasajeros accidentados pasan a ese barco o esperan a los chilenos. Una vez resuelto el tema, serán transportados a Ushuaia, desde donde salieron hace dos días.

El “Ushuaia” es una embarcación de bandera panameña pero que opera habitualmente en el Puerto de Ushuaia, llevando pasajeros a la Antártida e islas del Atlántico sur.

Es operado por la armadora Antarpply Expeditions y la agencia local Nautilus.

Según la operadora es un barco construido por la Agencia Norteamericana de Investigaciones Oceánicas y Atmosféricas hace casi 40 años y fue reacondicionado más recientemente para pasajeros, con equipamiento de lujo.

Cuenta con 41 cabinas y suites para acomodar hasta 84 pasajeros, además de amplios espacios en cubierta y el puente abierto a los pasajeros.

En viaje cuenta también con botes semirrígidos que permiten a los turistas visitar lugares inaccesibles en algunas escalas.
(Télam).