Aprueban beneficios para victimas del bombardeo a Plaza de Mayo

Buenos Aires – La Cámara de Diputados aprobó y giró anoche al Senado un proyecto para incluir en los beneficios establecidos en las leyes de reparación vigentes a las víctimas del bombardeo del 16 de junio de 1955 a la Plaza de Mayo.

Se trata de un proyecto del diputado kirchnerista Dante Dovena que propone incluir en los beneficios establecidos en las leyes 24.043 y 24.441 a aquellas personas que, entre el 16 de junio de 1955 y el 9 de diciembre de 1983, hayan sido víctimas de desaparición forzada en ese lapso.

El proyecto fue aprobado por 164 votos y 29 abstenciones.

Con esta iniciativa, se busca ampliar el rango temporal de aplicación de estas normas e incluir en las leyes vigentes de reparación económica a las víctimas de desaparición forzada a partir del 16 de junio de 1955 y hasta el 9 de diciembre de 1983.

A través de la Ley 24.043 sancionada en 1991, se otorgó beneficios a aquellas personas puestas a disposición del Poder Ejecutivo durante la vigencia del estado de sitio, en tanto que en la 24.411 abarcó a los causahabientes de personas en situación de desaparición forzada.

Esas normas, que ampliaron los plazos originalmente establecidos para acogerse a esos beneficios, no contemplaron sin embargo la situación de las víctimas de las violaciones a los derechos humanos ocurridas a partir del 16 de junio de 1955 que ahora se pretende abarcar.

“Esa es la fecha donde pretendemos anclar el reconocimiento a tantos hombres y mujeres de la resistencia popular, muertos, perseguidos y encarcelados por la ilegítima acción llevada adelante en representación parcial o plena del Estado Nacional, a través de integrantes de las Fuerzas Armadas, de seguridad, policiales, o por organizaciones de civiles incorporados de hecho a alguna de las fuerzas”, sostienen en los fundamentos.

Al defender el proyecto, Dovena sostuvo que “por fin sale un tiro para el lado de la justicia. Es un acto de estricta justicia” y destacó que se trata de una ley “que nos merecemos todos los argentinos y mucho más aquellos que lo dieron todo por la patria”.

En ese sentido, el titular de la comisión de Derechos Humanos, Remo Carlotto, destacó que la iniciativa “viene a cumplir con una deuda histórica” y sostuvo que “tardamos 50 años en hacer un reconocimiento a las víctimas del bombardeo del ’55”.

“No estamos haciendo un acto de reparación para las víctimas sino para los héroes y mártires del campo nacional que resistieron cualquier acción que vulnere los derechos del pueblo argentino”, aseveró Carlotto, al defender el proyecto.

La iniciativa fue respaldada además en el recinto por el bonaerense de Unión Peronista Felipe Solá, ex integrante del Frente para la Victoria, quien dijo que la iniciativa “viene a hacer justicia con todos aquellos que no han sido alcanzados con leyes anteriores en un amplio período desde ’55”.

Para la diputada del Frente para la Victoria, Graciela Camaño, con esta iniciativa se está “reivindicando un pedazo importante de nuestra historia, no sólo de los peronistas”.

Desde el PRO, la diputada Nora Guinzburg, anticipó que no acompañaba al proyecto, al sostener que con esta norma “volvemos a abrir las heridas del pasado” y lamentó que se haya “limitado sólo a un período aunque haya sido un período en el que se pudo haber
agraviado a la gran masa peronista”.

Este proyecto se suma a la decisión de la Cámara Federal porteña, que declaró como delito de “lesa humanidad” el bombardeo del 16 de junio de 1955 en Plaza de Mayo, en el que murieron decenas de civiles y simpatizantes peronistas.

El bombardeo del ’55, que tenía como objetivo terminar con el gobierno constitucional del presidente Juan Domingo Perón, es considerado por dirigentes e historiadores como “la antesala del terrorismo de Estado en la Argentina”, que se instauró en el país a partir del golpe del 24 de marzo de 1976.

Hasta hoy, nunca se conocieron las cifras precisas sobre el número exacto de muertos por el sangriento ataque realizado desde aparatos de la aviación naval a la Plaza de Mayo, con epicentro en la Casa Rosada, aunque se estima que fueron más de 300 las víctimas fatales y unos 800 los heridos en esos hechos.
(Télam).