Con el tabaco en las estufas
y los tabacaleros en el horno

El presidente de la Cámara del Tabaco de Jujuy, Pedro Pascuttini, planteó la necesidad de rechazar el proyecto enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo para modificar el Fondo Especial del Tabaco y de exigir que “se contemple, por primera vez en la historia, a la producción”. El dirigente sostuvo que la iniciativa del gobierno es inaceptable frente a las necesidades de los productores y ante la existencia de otro proyecto, el del senador Jenefes, que alcanza a cubrir un poco más las necesidades del sector. “Estamos dispuestos a seguir luchando por los recursos” y  “si no es el proyecto Jenefes debe ser otro que mejore esas condiciones”, precisó.

En una entrevista exclusiva con El Libertario.com Pascuttini realizó un profundo análisis de la crítica situación por la que vienen atravesando los productores de las provincias tabacaleras y en particular los tabacaleros jujeños, que comenzaron la cosecha en los lugares en donde se plantó el tabaco en los primeros días de agosto y en forma paralela el proceso de curado de la hoja en las estufas.

“Los problemas que vamos teniendo ahora son innumerables desde el punto de vista económico, no sólo por el costo de la mano de obra, que tuvo un incremento del 30 por ciento, retroactivo al primero de agosto”, paralelamente a esta situación “es muy difícil conseguir esa mano de obra”, señaló.

Más allá del incremento de los insumos que alcanzó un trescientos por ciento, tanto del abono como del resto de los insumos y agroquímicos, el sector debe hacer frente al aumento de todos lo servicios. El sector tabacalero es uno de principales consumidores de energía de la provincia en los meses de cosecha.

“Vemos con preocupación, no sólo la readecuación de las instalaciones que exige Gasnor, sino también al nuevo marco tarifario que está saliendo de la Secretaría de Energía de la Nación. Todo esto hace que tengamos dificultades para seguir adelante”, agregó.

La difícil situación coyuntural se ve agravada por las desfavorables condiciones climáticas. No se registró el régimen de lluvias necesario. Altas marcas de temperatura al medio día y bajas durante la noche, le produce un fuerte estrés a las plantaciones, lo que atenta contra el normal crecimiento de las plantas y va en detrimento de una mejor calidad y mejor peso.

Por si esto fuera poco, una fuerte granizada en más de 3 mil hectáreas complicó el futuro de los productores de esa zona que a partir de ahora están supeditados a que el seguro les pueda reconocer lo que les corresponda y también hace difícil poder cumplir con las demanda que tiene el producto.

Pascuttini aludió a la necesidad de “empezar a hablar no sólo de los volúmenes, sino también de las condiciones de precios y las condiciones de recibo” y evidenció que “la industria, los compradores, no tienen tiempo, no están, se han ido, cualquier cosa, menos poderse sentar a hablar de esto”.

“Estamos obligados a seguir buscando la forma de sentarnos y empezar a hablar de precios. Todo un cúmulo de circunstancias difíciles de resolver, pero si hay voluntad es más fácil de concretar que a cada uno se le de lo que le corresponde”, afirmó.

En relación con el tratamiento de la recomposición del Fondo Especial del Tabaco en el Congreso Nacional, señaló que “estamos en un estado de incertidumbre total, porque estuvimos trabajando muy fuerte con un proyecto, desde hace muchos meses, para llegar al momento éste, de tener la posibilidad de recomponer los recursos del fondo”.

“Todavía no tenemos nada concreto -afirmó Pascuttini-. La semana pasada, cuando vimos que estaba en el orden del día para su tratamiento en el recinto, pero que dependía de un dictamen de comisión, la expectativa la teníamos ahí. Pero cuando vemos que esto no se da, porque hay objeciones técnicas desde el punto de vista fiscal, desde el punto de vista de una inconstitucionalidad, que hay una demora en el tratamiento y después que se baja por orden del oficialismo, eso nos desesperó” remarcó el dirigente.

En cuanto al proyecto del oficialismo señaló que “tomamos conocimiento de este rumor que veníamos teniendo permanentemente, desde hace bastante tiempo. Primero un lanzamiento que la presidenta decía que iba a hacer y no se hizo, después sí lo hace. Un proyecto de ley donde iban a contemplar todas las partes, salud, la industria y la producción. Nosotros nunca hicimos ninguna objeción a la cuestión salud -remarcó Pascuttini-; somos respetuosos y aceptamos lo que se disponga”.

Dijo además que “más allá de lo que pueda ser la voluntad del Ejecutivo, la presidenta o quién lo haya mandado, no puede ser aceptado por nosotros teniendo el otro proyecto, el del senador Jenefes, que más o menos cubre las necesidades que en estamos teniendo”.

“Desde ese punto de vista, estamos planteando la inaceptabilidad de este proyecto, no solamente en los montos, sino que también vemos que aparece otro rubro, como el de las obras sociales, donde sí tiene un gran porcentaje de incremento, que me parece respetuoso, pero siempre sacando de la plata de lo que le corresponde a ese Fondo Especial, que es donde nosotros estamos buscando tener la mejor participación”.

Pascuttini fue muy claro al marcar el rumbo que seguirá la institución que preside “estamos dispuestos a seguir luchando por los recursos que sean necesarios en estos momentos para salir de esta crisis o hacer frente a esta campaña y después ver cómo nos vamos acomodando más adelante. No podemos bajar los brazos –enfatizó-. Debemos seguir encolumnados muy fuerte, como lo venimos haciendo y lo hemos demostrado, con el proyecto Jenefes”.

Dijo en forma contundente que “si no es el proyecto Jenefes debe ser otro que mejore esas condiciones. Nosotros nunca dijimos que queremos ser los productores y nadie más. No, siempre hemos sido parte de los consensos, pero hoy por hoy no podemos consensuar con la industria, porque sabemos que es la que nunca nos quiso pagar nada”.

También señaló que “vemos presiones de todo orden, algunas son naturales, porque el malestar que tienen los productores se debe a que no les están alcanzando los recursos”.

“Pero vemos otras, como esta, donde sale un proyecto que nadie esperaba. Por lo menos hubieran arrimado a lo que es el del senador Jenefes, que llevado a números concretos representaría entre 15 ó 16 centavos, de acuerdo al precio promedio ponderado que tengamos. En este otro proyecto nos están dando 10 centavos: cinco un año y cinco después y después. Hay que considerar un centavo para los quiosqueros en cada año, con lo que se completarían los doce de los que hablan. Cinco centavos es mucho”, dijo.

Otra de los puntos críticos del proyecto del Ejecutivo remarcados por Pascuttini es que “recién lo van a actualizar a partir del segundo año. Con la inflación como vamos, se licua. Estos son los problemas por los cuales estamos sentados y decididos a decir que si nos van a dar algo, tratemos de que sea justo”.

“Estamos tratando de tener una relación equitativa, equilibrada y con consenso de partes. Por eso cuando hablan de salud, nunca objetamos ni una coma ni un punto, pero si en lo que corresponde a la parte económica, en donde nosotros pretendemos estar y que se nos considere, que sean los valores que son posibles”, añadió.

Puso un acento especial al sostener que “lo que sí exigimos esta vez, como nunca en la historia, es que se contemple la otra pata de esta mesa, que son los productores, la materia prima y el primer eslabón en la cadena que termina beneficiando al Estado nacional con uno de los aporte de recursos más importantes que tiene el Tesoro”.

Se estima que este año, la recaudación fiscal generada por el tabaco llegaría a los 6.000 millones de pesos, lo que demuestra la importancia que tiene esta cadena.

“Lo primero es la producción y la variable de ajuste sigue siendo el productor, con todas sus obligaciones, la presión tributaria que tiene, inaceptable desde todo punto de vista”, remarcó y agregó luego que “no existen políticas de economía regional, porque no tenemos consideraciones por el gasoil, los seguros, la distancia al puerto y la marginalidad de la provincia”.

“Esto no es que estemos pidiendo y no se puede. Luchamos porque entendemos que es posible, porque se puede. Si hay voluntad política, se puede”, concluyó.